clips relax

Loading...

sábado, 25 de octubre de 2008

La noche


Esperada llegas,
al morir el día,
fiel como siempre,
a nuestras citas,
nunca me faltas,
y siempre me inspiras.

Ya bien entrada en horas,
la luz me dice hasta mañana,
en tu tenue oscuridad,
suavemente me adentro,
y por tus brazos, acunada,
a las tinieblas, ya no temo.

En tu profundidad...
me busco,
en tu silencio...
me encuentro,
y en tu presencia...
me elevo.

Y así, leal compañera,
en tus escenarios,
de brillantes estrellas
y de lunas bellas,
me voy perdiendo,
en tus momentos eternos.

Aquellos, en los que tu magia,
se convierte en pura realidad
y en un mundo decadente,
todo el poder, me das,
anhelado desde siempre,
de vivir, en sueños...la felicidad.




lunes, 20 de octubre de 2008

¿El destino?




Empezaré transcribiendo aquí, la definición de esta enigmática palabra, que encontré en Wikipedia :

"Destino es la supuesta fuerza sobrenatural que guía las vidas de los hombres de forma necesaria y, a menudo, fatal. En la cultura occidental la mayoría de las religiones han creído en formas de destino, especialmente relacionada con la predestinación."

Tengo que aclarar, que seguido a ésta definición, vienen otras, valoradas desde otros registros, como el religioso, el metafísico, etc...

Y claro, tal como esperaban, no les voy a defraudar, aquí dejo mi teoría, sobre la palabrita en cuestión, quizás algo contradictoria, como yo misma, quizás algo influenciada, puede ser, no digo que no, por lecturas, por la sociedad, por mi entorno... pero como siempre digo, yo siempre cojo aquello que me interesa, de las cosas que llegan a mi, nunca me hago nada mío al 100%, sinó que me quedo, con lo que realmente, pienso que me puede servir.

Pues bien, dicho ésto, quizás tengo varias teorías, en lugar de una, ahora que pienso... pues a lo mejor, estoy en proceso de decidir con cual de ellas me quedo...

La primera sería, que desde que nací, ya está todo escrito, todo lo que ha ido aconteciendo en mi vida, tenía que pasar, Algo o Alguien lo dispuso; así como, lo que me ocurrirá en un futuro, yo no puedo hacer nada para cambiarlo, ya que en algún sitio, está decidido mi destino... y como yo, no sé lo que me han deparado, por mucho que me empeñe, en quizás, cambiar algo, como no sé lo que es, ¿como lo voy a cambiar?

Quizás algunos dirán : claro, eso es lo más fácil de pensar...no dominas tu vida, eres una marioneta del destino... pues, a veces, estoy convencida de ello, sí...

La segunda, sería, que el destino está, un poco, en mis manos, es decir, que mi camino, me lleva por aquel sendero que yo misma, me voy forjando, escogiendo, pero sólo en algunos momentos dados, entre las bifurcaciones que él me ofrece y según cual elija, él, ya me tiene preparada la siguiente bifurcación, para que vuelva a tener que elegir.

Ésta no me desagrada, le veo un poco pesadito, al sr. destino, porque tanta elección, me pone un poco nerviosa, pero bueno, algo tendré que hacer, digo yo, no esperaré que me lo dé todo hecho... no es injusta del todo esta teoría....

La tercera, sería, que las bifurcaciones que se me van creando, a lo largo que mi vida, en las cuales, tengo que seguir una vía u otra, me las creo, únicamente, yo misma, actuando de una forma personal y responsablemente, en mi día a día... eso conlleva que, prácticamente, el destino no exista como tal, puesto que soy yo, en cada momento, la que provocaría esas bifurcaciones en las que tengo que elejir, e igualmente, soy yo, la que elijo, siempre, en mi camino.

Mi conclusión : quizás, la más fácil es la primera, dejar que ocurran las cosas, tomando las menos decisiones posibles... actuando sólo cuando realmente es necesario; la segunda, bueno ahí ya tengo que poner un poco de mi parte y en cierta manera, soy yo la responsable de lo que me ocurra en el futuro...; y en la tercera opción, resulta que soy yo totalmente la dueña y señora de mi destino.

La verdad, es complicado... si realmente existe una predestinación, prefiero no pensarlo, pues haga lo que haga, actúe de la forma que actúe, tome las decisiones que tome, da igual, todo pasará cuando y cómo tenga que pasar. Prefiero pensar que, por lo menos, mi granito de arena, en algunas decisiones, sí pueden cambiar mi destino, da igual si para bien o para mal, pero por lo menos, no seré una marioneta en manos de... ¿quién sabe qué o quién? como la película "El show de Thruman" ¡qué horror! suerte que, en mi alrededor, no me anuncian continuamente el colacao que debo tomar... (sólo en la caja de tontos).

Mientras, vivo y disfruto del presente, sin pensar en qué me depara el sr. destino, si es que, realmente, existe.

Y uds.... ¿qué piensan? ¿estamos todos predestinados? ¿realmente podemos desafiar al destino? o ¿somos realmente nosotros los que nos lo creamos? Ahí dejo esta preguntita, para quien quiera responderla...

Y mientras se lo van pensando... un clip de DT8 Project "Destination"


viernes, 17 de octubre de 2008

Otoño en nuestras almas



Observo los árboles,
limpiando sus ramas, de aquellas hojas, inhertes, que quedaron muertas.

Escucho la lluvia,
cómo cae incesantemente, queriendo llevarse, todo aquello, que en su camino encuentre.

Siento aquella brisa suave y otoñal,
purificando un ambiente, enrarecido por un verano, demasiado largo y cálido.

Admiro ese alborotado mar,
cómo poco a poco, se rebela, contra esos residuos, que no fueron invitados a sus entrañas y los echa de sí, para que no vuelvan jamás...


Que el otoño, también llegue a nuestras almas,
para así, limpiarlas de todo aquello, que las enturbia;

que caigan los sedimentos,
ya muertos, de sus recónditos y oscuros recuerdos;

que la lluvia, anhelada,
las purifique, renovando sus esencias, ofreciéndoles la calma, después de la tormenta;

que la brisa, tibia y suave,
se lleve los enrarecidos vientos, aquellos que no airean sus heridas;

que el embravecido mar,
las arrastre, suavemente, hacia una dulce y tranquila orilla;

para que al fin, así, puedan ser libres, de cualquier resto, de un marchito pasado....

Que el otoño llegue a nuestras almas.


He encontrado ésto en youtube, no sé ni de quién es, pero toca el piano como los ángeles...
"october rain", espero que os guste tanto como a mí.

Feliz otoño a tod@s!

Gemma



jueves, 16 de octubre de 2008

Mi amiga soledad.

Después de un tiempo de conocerla, he llegado a la conclusión de que la soledad ya es mi amiga.


En una sociedad, en la que una mujer adulta, sola, todavía sigue habiendo quien piensa : ¿qué hará esta mujer sola? ¿como puede vivir estando sola?. ¡Ya está bien de tanta tontería, hombre!. ¿Pues qué vamos a hacer? vivir nuestra propia vida, que no es poco.


Después de bastante tiempo, acostumbrándome a su dulce compañía, mi querida soledad, ha pasado de ser : algo que temía horriblemente, que me horrorizaba, que repudiaba, que no entendía, que no quería aceptar... a ser : aquello que me relaja, me sostiene, me tranquiliza, me serena y me armoniza, pues ya no temo su compañía.


No me voy a conformar, como he hecho, algunas veces, en mi vida, tomando por pareja a alguien mal elegido, para echarla a ella, no, jamás. Cada vez, sé más lo que quiero. Sé que junto a ella, estoy bien, ella me enseña a pensar que, cuanto más tiempo pasa, sé más lo que apreciaría en una pareja. Y me da igual si no aparece. Viviré tranquila. Viviré feliz junto a ella. Puesto que la vida ya nos trae suficientes penurias, sólo me faltaria alguien a mi lado que me trajera más... (como hasta ahora) ¡anda ya!


Lo tengo claro, sigo... en una pareja, apreciaría el hecho de que fuera capaz de hacerme más feliz de lo que ya soy, porque sinó, ya estoy bien, con ella, con esa compañía, con la cual me descubro cada día más, con esa, a la cual dedico mis momentos más profundos, adentrándome en mi propio mundo, haciéndome amar, cada día más, la vida. Y cada vez soy más feliz, pues ella me enseña tantas cosas... a valorarme, a ser autosuficiente, a no depender de nadie, ni de nada, ella me hace libre. A veces pienso que me voy a quedar así toda la vida, juntas las dos, para siempre, y ¿porqué no?


Con mi amiga soledad voy a todas partes, me acompaña ahí donde quiero ir, no se me queja nunca de nada, no reclama, no pide, no me absorve, no prohibe, no me daña, no se transforma en nada, no tiene cambios repentinos de humor, nunca me miente, siempre me pone buena cara, siempre está cuando la necesito, nunca me traiciona. Pues ¿para qué quiero más?


Creo que es lo mejor que puedo hacer, seguir con ella, al menos de momento, apreciarla, mimarla y atenderla. Con ella a mi lado, no necesito nada más, pues ella no me hace sufrir, llena, con su compañía, mis horas, mis dias, mis noches, ya no nos tememos la una a la otra. Con el paso del tiempo, le he ido cogiendo cariño.


Así, voy cogiendo las riendas de mi vida, junto a mi soledad querida. Unas riendas, que voy dominando, cada vez mejor y asustan a : los tiranos, a los chantagistas, a los machistas, a los creídos, a los ingratos, a los engreídos, a los inseguros, a los prepotentes, a los cobardes, a los desesperados, a los aburridos, a los egoistas, a los celosos, a los posesivos, a los absorventes; osea, ¡qué bien!, a todos aquellos a los que no quiero, para nada, en mi vida.


De momento, siempre me acompaña, mi amiga soledad, nunca me deja, ni en mis peores momentos.



He encontrado este montaje, que me ha gustado mucho, espero que os guste...






Dar las gracias a alguien que últimamente, me ha hecho despertar, más todavía, con sus escritos, sus palabras y su generosidad al compartir : Adonis, gràcies per animar-me a continuar en el meu camí...

Gemma.

lunes, 13 de octubre de 2008

¿Angeles terrenales?


En este mundo tan complicado en el que vivimos, a veces, si queremos, podemos encontrar verdaderos ángeles, pero no los celestiales e imaginarios, con alas de plumas y con aspecto de dulces criaturas (como los del cuadro del gran pintor, Raphael) sinó, ángeles terrenales, personas cercanas y normales de la vida cotidina, pero que, en un momento dado de nuestra vida, son como regalos que nos brinda ésta misma, llenándola de esperanza y de felicidad. En cada uno está, el saber aprovechar el tiempo que nos dedican y valorar realmente lo que, en un momento dado o por un tiempo indefinido, nos pueden aportar.


Yo agradezco a la vida, todos estos ángeles que me va trayendo; con unos cuantos (a los que doy las gracias por aguantarme), puedo contar frecuentemente : son aquellos que me entienden o lo intentan, me escuchan, me hacen sonreir, me perdonan si, en algún momento, me equivoco y quizás, alguna vez, me hacen dar cuenta de cosas que, probablemente, yo sola, no vería por mí misma; otros (mil gracias), aparecen de repente, abriéndome las puertas de su cielo y dejándome disfrutar de su sonrisa, de su ternura, de su amor por la vida y por el resto del mundo, aunque sólo sea, un breve cruce de caminos en el tiempo o quizás no tan breve, nunca se sabe.


Sólo me gustaria pensar (aunque pueda sonar presuntuoso por mi parte), que alguna vez, yo también haya podido ser un ángel terrenal para alguien, que haya podido ver, a través de mi transparencia humana y que ésto, le haya abierto las puertas, a su vez, a ver a través de la suya (si hasta entonces, no lo había hecho). Así como, simplemente, ya me gratificaría el hecho de haber dibujado una sonrisa en su vida, en un momento difícil, abriendo una ventanita a la esperanza y a las ganas de continuar adelante.


Quzás todos, tendríamos que esforzarnos más, en nuestra vida cotidina, por ser ángeles terrenales para otras personas (y por supuesto, para nosotros mismos), aunque ya me estoy encontrando con algunos : GRACIAS.


Aquí os dejo unas sonrisas, son gratis y no hacen daño ...


...y una cancioncilla de Scorpions, que a mí me ha gustado siempre :






Que seais felices !
Gemma

viernes, 10 de octubre de 2008

Lluvia de otoño



Respirando la brisa de este dulce otoño, recién empezado y tomando su apreciada lluvia, como símbolo de que algo bueno tiene que llegar, varios pensamientos llegan a mi mente... como que, llegada esta melancólica estación, en la que caen las hojas, me doy cuenta de que ya han caído suficientes lágrimas, por mis mejillas, consiguiendo limpiar esa parte de mí, que no me permitía dejar atrás el pasado. Por fin, lo he ido consiguiendo y con ello, no pensar demasiado en el futuro e intentar disfrutar del presente, al máximo; despertar mi conciencia ante aquellas cosas, que no quería ver o que ignoraba de mí misma, intentando sobreponerme, cada día, a todo aquello, que antes daba por imposible superar.


Pero cuán largas se hacen, a veces, las noches... aquellas, en las que sueño despierta que te encuentro; aquellas, en las que imaginarte se me hace un mundo infinito, pues no sé ni cómo serán tus ojos... con los que me mirarás tan tierno, ni tu sonrisa... con la que iluminarás mis días, ni tus manos... aquellas, que apretarán fuerte las mías; no sé cómo será tu voz... con la que harás enmudecer mis malos momentos, ni cómo sonará tu risa... aquella, que intentaré hacer brotar a la más mínima y provocará, a su vez la mía; ni tus lágrimas... aquellas, que yo secaré cuando lo necesites....

Lo que sí sé, es que tu humanidad, superará lo que he conocido hasta ahora, que tendrás aquella capacidad de entender mis bajos momentos, que tu amor por la vida será como el manantial de agua, fresca y pura, que caerá sobre mí, renovándome y haciéndome olvidar todo lo que viví y así reconciliarme con mi subsistir, con mis lamentos.... así, como también sé que tu dolor, junto con el mío, se retirará al abismo del olvido; que cuando nuestras manos se unan, veremos la vida de otro color; que cuando se encuentre nuestro mirar, nos hará sentir un alma eterna; que este mundo, se convertirá en nuestro universo y ya será otro, nuevo y mágico, donde juntos, compartiremos un camino, en el que venceremos a nuestos peores enemigos : nuestros miedos.

¡Cuánto se hace esperar tu presencia!... pero mientras no vengas a por mí, déjame que sea feliz, que no piense tanto en tu posible existir, que la melancolía que siento por no encontrarte, me deje disfrutar del aroma a lluvia de este otoño, amar mis momentos de soledad más profunda, aquellos momentos, en los que me sumerjo en mí misma, descubriendo un mundo de fantasía, de paz, armonía y serenidad; pero eso sí, no tardes mucho en llegar...
...sinó tendré que cantar el estribillo de esta canción "serenidad" de Nek :


sábado, 4 de octubre de 2008

EL VERDADERO CABALLERO


EN LA MAS DURA BATALLA.
EL GUERRERO SIEMPRE AVANZA,
SIENDO FIEL A SU HONOR,
Y LUCHANDO POR SU CAUSA.

ESA QUE SIEMPRE LE GUIA,
LA QUE NUNCA LE ABANDONA,
PUES EN ELLA SE INSPIRA...
Y TODA LA FUERZA LE BRINDA.

SUBIR IMPOSIBLES MONTAÑAS,
CONQUISTAR IMPENSABLES CASTILLOS,
Y EN HONOR A SU MAXIMA : LA VERDAD...
A SU MAS PROFUNDA OSCURIDAD VENCERA.

SIENTE RESPETO Y ADMIRACION,
PARA CON SU ENEMIGO, POR SU VALOR,
RENUNCIA AL MAS FACIL JUEGO SUCIO,
Y REPUDIA LA VIL TRAICION.

ESE ES EL VERDADERO CABALLERO,
EL QUE NO ENSUCIA SU HONOR,
EL QUE NO HUNDE SU ESPADA...
EN ALGUIEN QUE YA SIENTE EL DOLOR.

EL QUE VIVE SOÑANDO,
EN UN MUNDO MEJOR,
EL QUE NO PIERDE LA ESPERANZA...
RENUNCIANDO AL AMOR.

Gemma.