clips relax

Loading...

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Amor caduco


Nuestro amor sería tan caduco,

como las hojas que ya cayeron,

muertas, inermes y sin esperanza,

porque aunque vuelva a brillar el sol,

ya no volverán al origen de su existencia,

pues el árbol que las guarecía,

cuando el, cruel, otoño causó mella,

se cansó del peso de su vigencia,

las dejó de sus, tristes, ramas

y sólo quedó una, silenciosa, ausencia.


Enoa

lunes, 28 de septiembre de 2009

Vértigo




Vértigo de lanzarme al vacío,
de entregarme a tus brazos
y olvidarme de un posible castigo.

Vértigo al imaginar un futuro,
donde tu ya no estés
y todo se vuelva oscuro.

Vértigo de perderme en tus ojos,
de volar hasta la luna
y luego caer desde tanta altura.

Vértigo de volver a nacer,
de inventar un nuevo amanecer
y pensar en un : después… ¿ qué?

Vértigo de crecer contigo,
construyendo un nuevo camino
e intuir que, el fin, es nuestro destino.

Vértigo de ir a contracorriente,
en un mundo hecho a medida,
para los cobardes, nutridos de mentiras.

Vértigo por una sociedad hipócrita,
donde lo que más puede, es la envidia,
de aquellos que, realmente, viven la vida.


Enoa

jueves, 24 de septiembre de 2009

Hoy me apetece daros las gracias

Hola a tod@s,

Como digo en el título de este post, hoy me apetece daros las gracias, unas gracias sinceras y desde el corazón, porque estando por aquí, cada vez me siento menos sola, cada vez, siento más ganas de compartir con vosotros lo que siento, pienso, imagino y luego, escribo, porque me haceis sentir acompañada, porque me haceis sentir que estais conmigo, en este bello, pero difícil, camino de la vida. Con todos vosotros aprendo algo, me encanta pasar a veros y leeros, aunque, a veces, no deje comentario, todos aquellos que me seguís, debeis saber, que no descuido a ninguno y que me encanta, cada vez que publicais algo, estar con vosotros.

Un sincero abrazo y de nuevo, gracias por seguir ahí.




Gemma-Enoa

domingo, 20 de septiembre de 2009

El dolor que causa el miedo



Miedo, cuando del corazón brota una, encendida, pasión
y no sabes cómo contenerla, pues arrasa, cual hoguera,
te quema las entrañas y de forma cruel, te desespera
porque, paralizado, sientes incapacidad de acción.

Dolor, cuando sientes que tu alma, ya no tiene fuerzas para luchar
y sientes que mueres, un poco, cada día, sintiendo la impotencia,
aquella, que provoca que, tu voz, ya no llegue más allá,
de las cuatro paredes, que, premeditadamente, te encierran.

Dolor, por intuirle cercano y aún así, no poder llegarle,
no alcanzando ni a rozar su esencia, que, cual tesoro, esconde
porque cuando está cerca, vuestras corazas, no se rompen,
para no cruzar la, espesa, línea, que rompería vuestra soledad.

Miedo a que pueda descubrir aquel rincón, amarrado
y exponer tu alma, otra vez, al limbo del fracaso,
porque ya no puedes lanzarte, de repente, al abismo,
cuando, ya no te fías ni de tu, propio, destino.

Dolor por no dejar descifrar lo que, bien protegido está,
para que nadie lo consiga, ni imaginar…

Enoa

martes, 8 de septiembre de 2009

El teclado y la vida.

Si os apetece, podeis leerlo en mi otro blog "El mundo de Enoa" podeis clicarlo arriba a la derecha o bien :

http://elmundodeenoa.blogspot.com/

Gracias por vuestra visita.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Ya no quiero volver...

Ya no quiero volver:

a una bonita mirada, pero tan perdida...

a unas grandes manos, pero tan frías...

a unos cálidos abrazos, pero tan amargos...

a unos ansiados besos, pero tan falsos...


Ya no quiero volver:

a llorar por las esquinas,

a añorar los viejos tiempos,

a gritar, a solas y a escondidas,

a disimular, un desgarrador, miedo.


Ya no quiero volver:

A buscar amor, en un naufragio,

a desear una palabra alagadora,

a temer un, sabido, adiós,

a tolerar un, infundado, rencor.


Ya no quiero volver:

a esperar despierta, hasta el amanecer;

a anhelar, algún día, ser amada;

a estar sola, estando acompañada;

a sentir mi alma rota, con una sola mirada.


Y ya no quiero volver

a, quien no me llame, llamar;

a, quien no me espere, esperar;

a, quien no me busque, buscar;

a, quien no me ame, amar.

Fin

Gemma-Enoa